Hoy algo fresquito aunque el tiempo no lo aconseje, necesitamos bacalao congelado y una máquina cortafiambres, para poder cortarlo finamente, dejamos que tome un poquito de temperatura el bacalao, pero sin dejarlo descongelar y lo cortamos muy fino con la máquina; las láminas de bacalao las vamos posando en un plato,  le espolvoreamos pimienta negra y un chorro de aceite de oliva virgen extra, y tenemos este suculento plato.

 Carpaccio de Bacalao

Anuncios