El pasado viernes día 30 de enero, murió el padre del barco Pirata de Playmobil y del castillo Feudal y del Fuerte; ¿quién no a jugado alguna vez con estos muñecos? En los años 80 solo se movian los brazos, la cabeza y se sentaban, eran de Famobil, poco a poco se le giraban las manos y se creó el sexo femenino, las razas y pasó a ser de otra empresa, Playmobil, que ha evolucionado muy poco hasta nuestros días.

Aquí os dejo el artículo entero sacado del diario  EL PAIS:

“El diseñador alemán Hans Beck, inventor y padre de los muñequitos de plástico Playmobil, falleció el 30 de enero a los 79 años de edad, comunicaron ayer fuentes la empresa Geobra-Brandstätter, fabricante de los famosos clicks. Beck, de cuyas criaturas se han vendido 2.200 millones de ejemplares desde que se inició su producción en serie, a principios de la década de los 70 del siglo XX, falleció tras una larga enfermedad en su casa a orillas del lago de Constanza (fronterizo entre Suiza, Alemania y Austria).

El diseñador industrial escribió una “importante página en la historia de la juguetería” con el desarrollo de unos versátiles muñecos de plástico que desde que salieron a la venta, en 1974, han llegado a las habitaciones infantiles de todo el mundo, destacó la empresa. Nacido en 1929, en el estado alemán de Turingia (centro del país), Beck se formó en la ciudad de Zirndorf, donde aprendió el oficio de carpintero y se especializó en la producción de juguetes, principalmente automóviles y aviones. Empezó a trabajar en la empresa Geobra en 1958, para concentrarse inicialmente en maquetas aviones, maquinaria y vehículos industriales.

Trece años después de iniciar su carrera, la empresa le destinó al departamento de juguetería, con el encargo de desarrollar una nueva gama de productos para niños, de automóviles a modelos humanos. Su primera figurita medía 7,5 centímetros, era fácilmente manejable por una mano infantil y movía brazos y piernas. De ahí surgió la idea de convertir ese prototipo en una criatura dotada para la absoluta versatilidad, de adaptarse a cualquier situación y profesión, fueran ciudadanos occidentales, indios o vaqueros. Inicialmente, sus modelos se concibieron para niños de hasta cuatro años.

En los treinta años siguientes a su lanzamiento, los clicks de Playmobil dejaron de ser un producto exclusivamente infantil, en el sentido literal de la palabra, para fascinar a coleccionistas adultos de todo el planeta. Geobra es hoy una empresa con 3.000 empleados, que exporta sus muñequitos a 70 países de los cinco continentes”

Gracias al País.com por la noticia.

Dedicarle un minuto de silencio al creador de vuestros sueños infantiles en los que los indios ganaban a los vaqueros, los piratas encontraban tesoros, e incluso las mujeres se quedaban embrazadas…